Actuación Olmillos de Valverde





Bueno,bueno veo que esto se está animando!!
Y como yo tambien tengo bastante tiempo libre (aunque esto sea ajeno a mi voluntad), y tengo unas fotillos por ahi (que, bien es cierto debí haber subido antes) pues he pensado que os gustará veros y recordar algunas actuaciones como es el caso de esta de Olmillos de Valverde.
Espero que la fotográfa me perdone y no le moleste demasiado que haya subido alguna foto suya.
Seguro que cando vuelva me lo perdonará.
Pues lo dicho, intentaremos que no decaiga la cosa.
Un saludo a tod@s

LA RAYA. De realidades y entelequias.

En más de una ocasión nos han podido preguntar por qué incluimos en nuestro repertorio canciones o bailes de fuera de nuestras fronteras y la respuesta no se antoja sencilla, pero voy a tratar de resumir en estas líneas una respuesta poco profesional y sencilla para este asunto.

En primer lugar habría que hablar de la controversia que ha suscitado el término de frontera y de la que dan buena fe gran cantidad de artículos publicados en El Filandar pero no voy a entrar en detalles enfarragosos. No podemos negar que la frontera exista, al fin y al cabo estamos hablando de dos realidades políticas bien diferentes, aun cuando hemos compartido tantos años de historia. Frontera esta que ha favorecido formas de comercio excepcionales como el contrabando. Esta frontera política está presente siempre en el imaginario colectivo en forma de falsa superioridad respecto al vecino, sin embargo esto no es típico sólo de las fronteras entre países.

No obstante, en lo socio-cultural las fronteras siempre se han mostrado más difusas y permeables y aquí viene el quid de la cuestión. No es que no sea visible esta frontera, ahí tenemos por ejemplo la raya marcada por el idioma, aunque ésta tampoco es tan nítida como parece ya que entre los pueblos cercanos de un lado y del otro de la raya tampoco ha significado un inconveniente a la hora de relacionarse (y aquí podríamos mencionar lo que hemos denominado portuñól, esa mezcla chapurreada de portugués y español), además este tipo de raya lingüística no deja de tener cierto carácter político y es que durante mucho tiempo se habló a ambos lados de la raya una forma lingüística similar, heredera de aquel astur-leonés antiguo, es curioso por otra parte, como en la zona de Miranda el recuerdo de esta forma de hablar permanezca más vivo que en la parte española, donde estos dialectos, quizás más debilitados de antemano, sucumbieron ante la fuerte castellanización (o centralización si así se prefiere) del estado español.

En otros aspectos socio-culturales las fronteras apenas se perciben y es que a ambos lados nos encontramos con formas paisajísticas idénticas que han facilitado sistemas económicos similares, lo que conlleva culturas parecidas, apreciable esto tanto en la arquitectura como en las costumbres y usos tradicionales. Este parecido ha enriquecido el folclore de ambas zonas ya que a lo autóctono de un lado se le ha sumado las aportaciones del otro y a veces resulta difícil diferenciar entre lo propio y lo alógeno, en ambos lados de la raya vamos a escuchar jotas con aires parecidos aunque distintos toques, bailes de p´acá p´allá y mímicos como jerigonzas, pingachos o el galandum, bailes rituales como las danzas de paloteo, bailes de rueda. Tampoco hemos de olvidar las canciones, tonadas para los diferentes trabajos se oyen en ambas zonas, los romances se repiten a ambos lados, así temas como la Muerte del príncipe don Juan o La toma de Valencia que tratan un temas de la historia de España se oyen en Tras os Montes y O branco e o preto muy extendido en Tras os Montes se oye a este lado de la raya. Y es que la cultura popular es eso precisamente, popular, y poco sabía el pueblo de fronteras políticas impuestas desde arriba, cada uno se consideraba lo que era, pero en su quehacer diario las fronteras se diluían y la convivencia con sus vecinos se hacía necesaria.

Por todas estos años de convivencia, por todas estas semejanzas, es por lo que hemos incluido en nuestro repertorio estas piezas del folkore trasmontano.

Sin embargo de esta respuesta se podría derivar otra pregunta ¿ y por qué si se introducen temas de este folklore luso no se interpretan temas del folklore leonés o castellano con los que también convivimos y que tanto han contribuido en nuestra evolución cultural? Eso ya queda para otro día.

Y todo este rollo para poner un par de videos ( Repasseao 1, 2 y 3) en youtube.

RECUERDOS: ARGENTINA 2005

Os acordais de nuestro último viaje a Argentina. Seguro que sí, pero para rememorar aquellos días os invito a ver este video que he colgado en youtube y que contiene algunas de las fotos que aun guardaba en mi viejo ordenador.


En el año 2004 desde instancias superiores se nos invitó a acoger en nuestras casas y a acompañar a un grupo de argentinos que venían a conocer Zamora, sus gentes, sus espacios, sus costumbres,... nosotros accedimos de buena gana y pronto hicimos una gran amistad con ellos, los días pasaron volando y su estancia en Zamora se nos hizo demasiado corta ¡cuánto nos quedó por mostrarle!. La despedida llegó y entre tristezas y alegrias, tristezas porque llegaba el momento de la separación y alegrías por haber hecho nuevos amigos, prometimos devolverle la visita, promesa esta que se materializó el verano siguiente y fue así como durante la segunda quincena de julio de 2005, recorrimos su tierra guiados por los mejores guías que podíamos esperar. ¡Cuántos recuerdos! ¡Cuántas añoranzas!. Quien sabe, quizás algún día volvamos a cruzar el charco y podramos sentirnos más cerca de aquellas remotas tierras.

Aprovecho también la ocasión para darle las gracias a todas esas personas que nos hicieron más agradable la estancia en aquellas lejanas tierras y que nos abrieron sus casas y sus corazones, a todos\as ¡GRACIAS!

Nuevo canal de youtube

He creado una cuenta en youtube para poder colgar videos más facilmente (y más rápidamente). Los datos son los habituales. Podeis entrar desde el enlace de la derecha ya que he tenido algún problema con el nombre de la URL y es difícil encontrarla desde youtube.
Para comenzar la andadura de este nuevo medio cuelgo dos fragmentos de nanas.
Nana cantada en Respigo.
Nana de la Hiniesta.

A vueltas con la Máscara Ibérica. ¡Salimos en la tele!

Este miércoles, en el magazine "Zamora es así" del canal 8 de Televisión Castilla y León presentado por Martina Carrión, que tuvo el placer de compartir con nosotros el autobús a Lisboa, hemos podido ver un reportaje sobre este evento en el cual también salimos nosotros.

video

Tampoco podía faltar en este reportaje esa melodia que nos acompañó durante todo el viaje y que tanto nos gustó a todos, incluidos los reporteros.


video

NO TODO ES TRABAJO. Diario de un viaje relampago.

Mes de Mayo, mes de flores y de vírgenes... Bueno, pues resulta que en este mes de mayo nos hemos acercado a Lisboa para participar en el encuentro de mascaradas hispano-portuguesas "Máscara Ibérica" que este año dedicaba un día a la provincia de Zamora, así comienza esta rauda aventura por tierras lusas.
El día dedicado a Zamora fue el sábado 16 de mayo y la actuación estaba programada para el mediodía, por esto debíamos partir de Zamora a horas intempestivas (las 5:30 de la madrugada) para estar en Lisboa con tiempo para preparar el equipo y esos pequeños detalles técnicos que no vienen a lugar. Sabíamos que compartíamos medio de transporte con el grupo Paloteo de Tábara y a última (ultimísima) hora descubrimos que también nos acompañarían una alfarera de Pereruela y el servicio de prensa para cubrir el evento. Con algo de demora partimos hacia nuestro destino y ya en el autobús descubrimos lo animados que venían nuestros compañeros de Tábara, que aprovechando la hora del viaje, continuaban una fiesta que habían empezado en su pueblo natal ¡juventud divino tesoro!, nosotros, faltos de costumbre en este tipo de viajes tan animados, nos deleitamos con el espectacular repertorio de este grupo, que pese a ser la mitad en número de componentes que nosotros, no pudimos estar a su altura y quedamos eclipsados ante tanto talento en estas lides, con la lata de los de Tábara partimos hacia la capital lusa, con la lata continuamos y con la lata llegamos a la lisboeta Praça do Rossio con el tiempo justo para preparar el equipo de sonido y el torno de alfarero que empezó rápidamente a producir sus cacharros, las actuaciones todo un éxito pese a las prisas, los lazos de paloteo de Tábara deleitaron al numeroso conjunto de espectadores y nos cedieron el escenario en el que hicimos una actuación de las que se merecen recordar, hubo contratiempos como siempre, algún despiste, algún tropezón, algún achispado espectador que nos robó cierto protagonismo, detalles sin importancia al fin y al cabo...
Después de cantar nos fuimos a yantar, algo que sin duda también se nos da de maravilla, el café lo tomamos en el Rossio y mientras esperábamos al segundo turno y a tres perdidos fuimos seducidos por los sonidos del violín y el acordeón que nos acompañaron durante toda la sobremesa. Por la tarde aseo y paseo por las colinas lisboetas, paseo para arriba y para abajo, calvos en una Praça do Comércio ambientada con sones religiosos en honor a Nossa Senhora do Rosário de Fátima. Por la noche cena con un menú sospechosamente parecido al de la comida, una de las colegialas del grupo nos invitaba al café en A Brasileira mientras un titiritero nos embelesaba con su espectáculo y nos aromatizaba la velada. La noche continua, karaoke para unos, caipirinhas e cervejas para outros. La noche lisboeta resultó bastante animada y se alargó bastante para algunos, la vuelta al hotel resultó una odisea, unos casi se pierden, el último grupo en regresar al hotel tuvo un paseo un tanto accidentado y sus posibilidades de llegar rápido al hotel mermaron inesperamente
Dormimos, unos mejor que otros, y soñamos con aviones que sobrevolaban nuestras cabezas. Desayunamos copiosamente y debatimos sobre la hora de vuelta a Zamora, que por unos motivos o por otros se adelantó significativamente. Visitamos rápidamente la feria del libro mientras alguno quedaba olvidado en el hotel. A las doce del mediodía subimos al autobús y dejamos Lisboa atrás. El viaje de vuelta amenizado por nuestros compañeros tabareses que tenían cuerda para rato, seis horas y pico duró el viaje y dieron la lata todo el tiempo (a algunos más que a otros). Despues de algunos pequeños contratiempos como comidas apresuradas, incontinencias urinarias y otros que no merece la pena reseñar, llegamos con la lata a Zamora a eso de las siete de la tarde.
En resumen, 14 horas de viaje, 24 horas en Lisboa muy bien aprovechadas, actuación memorable, agradable compañia y nuevas amistades. Pero sobre todo, yo me quedo con la lata, pese a quien le pese.
video